Conozca sobre los peligros en los niños que se comen las uñas

Comerse las uñas resulta un hábito no solo desagradable sino que también puede resultar peligroso, de manera especial en los niños.

La Dra. Melissa Rojas, especialista en salud dental en niños, alerta sobre lo perjudicial que es el hábito de morderse las uñas en los niños conocido como onicofagia.

Esta situación no solo afecta desde una perspectiva estética, sino también por sus impactos negativos en la salud dental de los menores.

Afectaciones y consecuencias

Se ha estudiado que el acto de morderse las uñas puede tener consecuencias desde fracturas dentales hasta infecciones que afectan la salud en general.

Dentro de las afectaciones que provoca este mal hábito encontramos: el morder las uñas de manera constante puede resultar en desgaste dental e incluso fracturas, lo que facilita el acumulo de placa, propiciando gingivitis por placa bacteriana y caries a largo plazo.

También puede contribuir al desarrollo de maloclusiones, problemas en la alineación de los dientes y la mandíbula. Al ser un movimiento repetitivo puede desarrollarse un problema que requiere tratamiento en ortodoncia a futuro.

«Las uñas son un espacio de acumulación para bacterias y gérmenes. Cuando los niños se muerden las uñas, estos gérmenes son ingeridos y se acumulan en los dientes y la boca. Esta acumulación puede dar lugar a infecciones orales dolorosas, como la gingivitis y la caries dental, la amigdalitis o infecciones gastrointestinales, afectando no solo la salud bucal sino también el aliento», explica la Dra. Rojas.

¿Cómo tratar el hábito de comer uñas o la onicofagia?

Comprender las causas antes de abordar el hábito, es esencial para darle un abordaje correcto. Este hábito  puede estar relacionado con el estrés, la ansiedad o simplemente ser un comportamiento aprendido.

Muchos de los niños inician con el hábito al nacer un hermano, iniciar la escuela o por cambios bruscos en su vida cotidiana. Identificar la causa facilita la implementación de estrategias efectivas que pueden incluir ayuda psicológica.

Tener una conversación abierta y comprensiva con el niño es fundamental. Averiguar cómo se siente y qué desencadena el hábito puede ayudar a abordar el problema desde su raíz, brindando apoyo emocional, o bien, ofrecer alternativas saludables para liberar la tensión, como juguetes para masticar o pelotas antiestrés, puede redirigir el impulso de morderse las uñas hacia opciones menos perjudiciales.

El abordaje profesional puede contribuir de manera positiva al abandono del hábito y el enganche a estrategias para el tratamiento del mismo. Se pueden utilizar refuerzos positivos para incentivar al niño.

La onicofagia en niños presenta desafíos significativos para la salud oral, y es crucial reconocer la importancia de abordar este hábito desde una perspectiva integral. Reconocemos que cada niño es único, y por lo tanto, las estrategias de intervención deben adaptarse a sus necesidades individuales.

La atención temprana y el enfoque comprensivo son nuestras mejores herramientas para preservar la salud oral y el bienestar general de nuestros pacientes.

Para contactar a la Dra. Melissa Rojas puede localizarla en las redes sociales: https://www.instagram.com/odontopediatria_costarica y al teléfono: 83411162, agendar una cita. linktr.ee/odontopediatriacr

promociono.com

Directorio comercial y de promociones al servicio de las PYMES en Costa Rica,

Ver todas las entradas de promociono.com →

Deje un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Desea información?
1
¿Consultas?
Hola...¿Cómo le podemos ayudar?