Arribó por primera vez a Puntarenas el crucero de expedición “Greg Mortimer”

Los  45 turistas de Australia y Reino Unido  estarán en Costa Rica por cinco días

El sol y la brisa del Puerto de Puntarenas dieron la bienvenida este martes al crucero de expedición “Greg Mortimer”, procedente de Ushuaia, Argentina,  región conocida popularmente como el “fin del mundo”, pues marca el final del continente americano en su extremo sur.

El crucero llegó a Costa Rica con 74 tripulantes y  aquí, 45 pasajeros de Australia y Reino Unido, se embarcarán en él luego de visitar Puntarenas, Isla Tortuga, Manuel Antonio, Quepos y  Golfito, en su recorrido de cinco días en el país, para salir luego rumbo a Panamá.

Por lo general,  el “Greg Mortimer” transporta grupos pequeños  de pasajeros y opera en las dos regiones polares con pasajeros interesados en la protección y preservación de las zonas.

Los pasajeros de estos cruceros ingresan al país por el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría para abordar el crucero en el Puerto Puntarenas  e  iniciar el recorrido  por diferentes  puertos nacionales y  continuar hacia otro  destino internacional. En  otros casos, el crucero ingresa  al país  con los   pasajeros procedentes de  puertos internacionales  y desembarcan en  nuestros puertos para   salir  por el  Aeropuerto Internacional Juan Santamaría.

En cualquiera de los  casos mencionados,  los cruceristas permanecen en el país  entre  dos y tres días  previo al  inicio  o término del  viaje, generando ingresos  a la economía nacional.

Sus pasajeros se caracterizan por viajar mucho, ser cultos y educados, conocer  de historia y de los destinos a los que se dirige el barco.  A menudo, son personas recientemente jubiladas, activas y aventureras, disfrutan de las excursiones en tierra y prefieren el turismo de aventura que el turismo de compras.

Además, gustan del ambiente relajado e informal a bordo de barcos pequeños.

¿Quién es Greg Mortimer?

Es de los primeros alpinistas australianos en escalar, en 1984, el Monte Everest sin asistencia de oxígeno y por ello el nombre de la embarcación.

Al retirarse del alpinismo, Mortimer se dedicó a organizar viajes de lujo por la Antártida y  debido a su gran pasión por la aventura, él y su esposa  Margaret Mortimer  cofundaron  Aurora Expeditions.

El Greg Mortimer fue el primer buque construido con el objetivo de aventuras polares, con standards de clase mundial. Se usaron algunas de las últimas ventajas de diseño y tecnología naval.

Su proa de diseño llamado Ulstein X-Bow o de proa invertida, conocida como “thumblehome” (perforador de olas), es usada en los mares con fuerte oleaje porque disminuye notoriamente el cabeceo del buque, ya que la proa no trepa la ola sino que la atraviesa y hace más rápido el tránsito a través de ellas,  combinado con estabilizadores dinámicos.

El buque usa un sistema de anclaje virtual protegiendo y minimizando los daños al suelo marino de las anclas convencionales, desembarcando en Zodiacs, kayaks, entre otros,  sin perturbar el suelo de áreas marinas y protegiendo los medio ambientes más frágiles.

Posee plataformas únicas de visión, con dos plataformas que se despliegan en forma hidráulica para tener una visión sin obstrucciones de la vida marina y de avistamiento de aves.

Deje un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Desea información?
1
¿Consultas?
Hola...¿Cómo le podemos ayudar?